lunes, 5 de octubre de 2015

Mermelada de melocotón.



           Ya dije que la siguiente receta iba a ser algo dulce; no se me ocurre nada más dulce que una mermelada. Puede ser de cualquier fruta que os apetezca o esté un poco pasada. Yo tenía en el frigorífico unos melocotones que cogimos de un melocotonero que tenemos. Muy pequeños de tamaño, pero buenos de sabor. Como los frutales cuando dicen a echar fruto no paran, se me ocurrió quitar unos cuantos de enmedio haciendo mermelada. Salió riquísima. La pena fue que alguien muy querido no pudo terminar ese tarro que con tanto cariño le llevé y poquito a poco iba tomándose. Papá, todavía queda mermelada y cada vez que la como o la veo me recuerda esa sonrisa y esos aplausos tuyos con cada comida o tarta que te hacía. 



     Ingredientes: 500 g de melocotones, 400 g de azúcar y el zumo de medio limón. 

        Pelamos los melocotones y los deshuesamos. Trituramos según el tamaño de los trozos que nos vayamos a encontrar, a nuestro gusto. Añadimos el resto de los ingredientes en una cacerola y lo pone,os a hervir a fuego suave hasta que nos quede con la consistencia deseada. Hay que mover con mucha frecuencia para que no se nos pegue. 
        En thermomix se puede hacer triturando todo 10 segundos en velocidad 6. Programamos 30 minutos, temperatura varoma y velocidad 1. En los dos modos de hacer la mermelada debemos tener en cuenta que al enfriar espesa mucho. Vertemos en tarros esterilizados y dejamos que se enfríe completamente antes de entrar en el frigorífico. 



    Esta receta es para tí, papá, lo último dulce que probaste de mis fogones. Te quiero.

1 comentario:

  1. Donde vaya una mermelada casera que se aparten las demas, besos

    ResponderEliminar