domingo, 14 de septiembre de 2014

Caracolas de jamón york y queso con toque italiano




            Esta sí que es fácil, vamos, de principiantes; y , no por ello, menos buena. En este blog, si os dáis un paseíto por él hay de todo. Desde recetas más elaboradas hasta muchas que se hacen sin pensar. Y ésta es una del último grupo. Es increíble la de juego que puede dar una plancha de hojaldre. También veréis que hay muchísimas recetas que tienen este ingrediente a lo largo del blog. Ya lo dije: adicta al buen hojaldre (dulce y salado) y al chocolate.



    Ingredientes: 1 plancha de hojaldre refrigerado de forma rectangular, lonchas de jamón york, lonchas de queso para fundir, 1 huevo batido y orégano.


      Extendemos la plancha de hojaldre y la cubrimos con el jamón, a continuación ponemos el queso y enrollamos todo como si fuera un  brazo de gitano. Cortamos rodajas de un dedo de ancho más o menos y vamos poniendo sobre una hoja de papel de hornear. Para que no se abran demasiado con el calor del horno, yo uso el truco de llevarlas durante media hora al congelador. Pasado este tiempo y con el horno ya precalentado a 200 grados, sacamos las caracolas del congelador y pincelamos con el huevo. Espolvoreamos con orégano y al horno. En 15 minutos como máximo están listas, no obsante hay que vigilar porque cada horno es un mundo. Recien salidas del horno están buenísimas pero frías igual. Incluso conservan fenomenal de un día para otro.


     Feliz semana a tod@s y buen comienzo a los que empiezan la Educación Secundaria y Bachillerato, sobre todo a una preciosidad que mañana se estrena en su periplo de ESO. ¡Suerte, María!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada