jueves, 12 de junio de 2014

Strudel de bacalao con salsa de pimientos asados



         La receta de hoy es de fiesta, por lo menos. Menuda delicia esta mezcla de sabores y el crujiente de la pasta filo aromatizada con el sésamo. No tengo palabras para describiros el sabor de este plato que, además, es bajo en calorías. Es más  largo de explicar el proceso de elaboración que hacerlo, porque lo recomiendo hasta a los principiantes en la cocina.



     Ingredientes: 1 lomo de bacalao desalado y limpio (yo he usado congelado), 4 láminas de pasta filo, 1 manojo de ajos tiernos, un puñadito de espinacas frescas, piñones, aceite de oliva, semillas de sésamo, sal, pimienta y mantequilla para pintar la pasta filo.

     Para la salsa: 3 pimientos rojos asados, sal, 1 diente de ajo, 1 cucharadita de miel, pimienta negra molida, 1 cucharadita de aceto balsámico, 1/2 vasito del jugo de los pimientos asados.

     En primer lugar limpiamos los ajos tiernos dejando la parte más blanca y clarita; los lavamos y los cortamos en trocitos. Los ponemos en una sartén con poco aceite y los rehogamos hasta que estén blanditos, pero no mucho, se terminarán en el horno.
     Secamos bien el bacalao y salpimentamos. Ponemos la primera hoja de pasta filo sobre papel de cocina y la pincelamos con mantequilla derretida; ponemos encima la otra hoja y volvemos a pincelar, así hasta la cuarta hoja. Ponemos en el centro de las cuatro hojas de pasta filo las espinacas, que van a servir de fondo al bacalao. Ponemos el bacalao sobre las espinacas, ponemos los ajos tiernos sobre el bacalao y también los piñones. Enrollamos todo de manera que nos quede un rulo. La unión debe quedar debajo. Pincelamos la parte de arriba con mantequilla y espolvoreamos sésamo por toda la superficie.





     Precalentamos el horno a 200 grados y lo entramos unos 10 minutos. Es importante vigilar que no se queme por encima. Si vemos que se está dorando demasiado lo cubrimos con papel albal. El pescado debe quedar jugoso, como se aprecia en las foto, de forma que al comerlo se hagan lascas del pescado.
     Mientras se hornea podemos hacer la salsa. Para ello ponemos los pimientos pelados y troceados en una sartén con un poco de aceite y el ajo picado. Lo rehogamos un poquito y añadimos la miel, el vinagre y un poco de sal. 3 minutos y listo. Pasamos a la batidora y trituramos. ya tenemos nuestra salsa de acompañamiento.



      Espero que os animéis a hacerla porque es un manjar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada