lunes, 2 de septiembre de 2013

Tarta de queso y chocolate blanco



        Empieza un nuevo curso y para celebrarlo os propongo una tarta de queso dulce, dulce. Ya estoy harta de tanto oir en la televisión que si la crisis post-vacacional y cosas por le estilo. ¿Se han preguntado los periodistas, con la de gente que hay en el paro, cuántos pensarán que para ellos el 2 de septiembre es exactamente igual que el 25 de agosto?
     Por sentirme afortunada de tener un 2 de septiembre distinto a un 25 de agosto la receta de hoy es una tarta que os va a encantar. En casa y algunos rezagados de la playa la han degustado y les ha encantado.



   Ingredientes: 300 gr. de galletas tipo maría, 100 gr. de mantequilla derretida, 450 gr. de queso tipo philadelphia, 360 gr. de chocolate blanco, 250 ml. de nata, 3 huevos, 1 cucharadita de café de extracto de vainilla, frutos rojos

    Para la salsa de frutos rojos: 300 gr. de frutos rojos (congelados en mi caso, al no disponer de frescos), 2 cucharadas de azúcar, 2 cucharaditas de maizena y 100 ml. de agua.

     Empezamos triturando las galletas y le añadimos la mantequilla derretida. Un molde desmontable lo forramos en el fondo con papel vegetal de hornear y sobre él ponemos la mezcla de galletas; debemos aplastar bien. Para ello podemos ayudarnos de la base de un vaso o del dorso de una cuchara. Lo ponemos en el frigorífico para que se endurezca.



     Para hacer la crema de la tarta, ponemos a derretir el chocolate blanco junto a la nata en un cazo al baño maría. Cuando se haya derretido lo apartamos hasta que temple un poco. Mientras, mezclamos el queso con el azúcar y vamos incorporando los huevos uno a uno. Sin batir, sólo los mezclamos bien. A continuación le añadimos la mezcla de chocolate que teníamos templando, la vainilla y lo integramos bien. La crema la vertemos sobre el molde que tenía la base de galletas y le ponemos unas cuantas frutas rojas hundiéndolas un poco.

  En el horno precalentado a unos 150 grados ponemos en la base una bandeja con agua y la tarta la pondremos en la rejilla del horno en la ranura de encima. Os recomiendo esto y ya veréis cómo cambian las tartas de queso con este punto de vapor en el horno. Una vez pasada una hora aproximadamente, apagamos el horno y dejamos que la tarta se enfríe dentro.
   La guardamos en el frigorífico mejor de un día para otro.



     Para hacer la salsa de frutos rojos, ponemos todo en un cazo y lo dejamos hervir durante unos 5 minutos y ya está lista. A la hora de servir, desmoldamos la tarta y le podemos poner la salsa por encima o bien en una salsera aparte para acompañar quien quiera.


     Una delicia hipercalórica, pero qué más da!!! Ya nos vamos a quitar el bikini!!! :)))

4 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, Carmen, somos unos afortunados por tener trabajo donde volver. Feliz comienzo de curso. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Lo mismo os deseo. Besotes

      Eliminar
  2. buena pinta!!!la intentare hacetr.QUe te dejr el nuevo curso tiempo para las recetas.Muxu bat

    ResponderEliminar
  3. EStá buenísima. Espero tener todavía más tiempo, si ya tuve el curso pasado con horario de 8.30 a 8.15, este año espero disfrutar aún más, por lo menos con menos prisa. Ya la probarás. Besos, corazón.

    ResponderEliminar