viernes, 6 de septiembre de 2013

Rollo de espinacas con queso y salmón



     Una receta de las que provocan un ohhhhh!! y además es fácil y que se puede tener hecha con antelación. Sirve tanto para un entrante como para un plato frío.
    Voy a dar la receta con Thermomix, pero todo se puede hacer por el método tradicional. Sólo se trata de usar una batidora normal.


   Ingredientes: 200gr. de espinacas congeladas o una bolsa de las que venden frescas en Mercadona (yo he usado esta última), 4 huevos, 25 gr. de margarina fundida, 1/2 cucharadita de sal o menos ya que el salmón aporta sal, pimienta al gusto, 1 cucharadita de zumo de limón, 250 gr. de queso cremoso, 100 gr. de nata para montar y 200 gr. de lonchas de salmón ahumado.

Para elaborar la receta en primer lugar vamos a precalentar el horno a 180 grados y forramos la bandeja con papel de hornear. Separamos las claras de los 4 huevos y las ponemos a montar, con la cucharada de zumo de limón, en el vaso con la mariposa 6 minutos, 37 grados velocidad 3 y 1/2. Este paso se puede hacer con una batidora y las varillas. Reservamos.
   A continuación ponemos en el vaso las espinacas que previamente las hemos cocido y escurrido muy, muy bien (procurad que lleven la menos cantidad de agua posible), las yemas de los huevos, la margarina fundida, sal y pimienta. Programamos 15 segundos, velocidad 7. Bajamos de las paredes lo que haya de mezcla y volvemos a triturar hasta que todo se vea perfectamente integrado. Volcamos esta mezcla en un bol y le añadimos las claras montadas con cuidado, mejor utilizar una espátula y mezclar con movimientos envolventes.
  Extendemos la mezcla sobre el papel de hornear que teníamos preparado, de manera que forme un rectángulo y lo metemos al horno durante unos 15 minutos a 180 grados.



     Cuando se haya hecho, lo sacamos del horno y lo desmoldamos sobre un paño de cocina húmedo. Inmediatamente lo enrollamos y dejamos hasta que se enfríe un poco, debe estar templado, no caliente ni frío para después rellenar y que no se nos rompa.
     Mientras se enfría, ponemos en el vaso con la mariposa el queso y la nata. Lo mezclamos a velocidad 3 y 1/2 el tiempo que sea necesario. Un minuto aproximadamente.



     Cuando haya templado el rollo, lo desenrrollamos y lo cubrimos con la crema de queso. Ponemos encima las lonchas de salmón y lo volvemos a enrollar, procurando que quede bien apretado, y lo envolvemos en film. Se introduce en el frigorífico durante varias horas (yo lo hice de un día para otro) y a la hora de servir lo cortamos en lonchas de un dedo aproximadamente de grosor. 


     Espero que os haya gustado. Se puede congelar y tenerlo hecho con mucha antelación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada