domingo, 24 de febrero de 2013

Cuadrados de pasta rellenos de champiñones y foie


     Domingo con un frío que pela. ¿Qué mejor plan que quedarse en casa y ponerse en la cocina a elaborar ese plato que durante la semana no te deja el trabajo? Pues así lo pensé y así lo he hecho. Hoy hemos comido esta deliciosa pasta, que no es que lleve mucho tiempo preparla, pero si se hace con la tranquilidad de un domingo sin prisas, mejor. Así, mientras estás entre fogones, puedes hasta abrirte un buen vino y compartir cocina y aperitivo con tu familia. En este caso nos pusimos unos mini bocadillos que había horneado para desayunar. Ya os pondré la receta otro día.


      Ingredientes: láminas de pasta para lasaña, 250gr. de champiñones limpios y fileteados, 2 puerros, mousse de foie (si es foie mejor, yo no tenía y le puse lo que tenía a mano), aceite y sal. Para la bechamel: 750 gr. de leche, 110 gr. de harina, 50 gr. de mantequilla, 1 cucharada de aceite, nuez moscada, pimienta y sal.

     Cortamos, muy pequeño, los puerros y los ponemos a pochar con un poco de aceite. Cuando estén transparentes le añadimos los champiñones y un poco de sal. Los dejamos al fuego hasta que estén tiernos. Reservamos.
     En abundante agua vamos cociendo las placas de la pasta y las ponemos sobre un paño hasta que vayamos a rellenarlas.



   Para rellenar la pasta hacemos lo siguiente. Partimos a lo largo cada placa y las dos tiras las ponemos en forma de cruz.


     A continuación ponemos un poco de champiñones con puerros y sobre ellos un trozo del foie.


     Lo cerramos haciendo un paquetito y lo ponemos sobre una fuente de horno. Así con cada una de las placas.


     Ya tenemos nuestra pasta preparada a falta de hacer la bechamel. En este caso la he hecho en Thermomix. A ver, que a mí también me gusta disfrutar del finde. Si me tengo que poner con las varillas no me puedo tomar mi vinito y mis bollitos de cebolla crujiente.
       Para hacer la bechamel se ponen todos los ingredientes en el vaso y se programa 8 minutos, temperatura 90 y velocidad 4.
        Cubrimos nuestros paquetitos de pasta con la bechamel y la ponemos a gratinar en el horno unos 10 minutos. Mientras, nos tomamos otra copita de vino :).

  
     A mí se me olvidó ponerle queso por encima, pero os aseguro que estaban tan buenos que no le hacía falta. Eso a gusto de cada cual. Un plato de domingo, si o no? Buenííííísimo!!!!!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada