domingo, 11 de mayo de 2014

Tarta Guiness para el cumpleaños de Fernando



           Creo que llego  a tiempo de una tarta para la merienda. 21 años ya!!!!! Casi ná!!! Otra vez me toca una cibertarta; eso de haber nacido en mayo está genial cuando se es pequeño, porque es un tiempo estupendo; pero se convierte en un mes horrible cuando se es mayor, ¡el mes de los exámenes finales!
       La tarta de este año es muy, pero muy dedicada. Tarta de cerveza negra; exacto, no has leido mal, un ingrediente es cerveza guiness. Como se que eres aficionado a coleccionar botellas de cerveza he pensado enviarte algo más original, una cerveza hecha tarta, hasta con su espuma y todo.
       Que pases lo que te queda de día lo mejor posible, teniendo en cuenta el examen de trauma que tienes a la vuelta de la esquina. ¡Feliz cumpleaños, corazón!


     Ingredientes: 
        - Para el bizcocho: 250 ml de cerveza negra, 250 g. de mantequilla, 75 g. de cacao en polvo, 400 g. de azúcar, 2 huevos, 140 ml. de nata para montar, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 250 g. de harina para repostería, 2 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato
         - Para la crema de queso: 300 g. de queso crema, 360 ml. de nata para montar, 150 g. de azúcar glass.

     Calentamos en un cazo a fuego suave la cerveza, sin que llegue a hervir, le añadimos entonces la mantequilla y dejamos que se derrita en el fuego. Reservamos.
       En otro cuenco mezclamos los ingredientes secos (harina, cacao, azúcar y bicarbonato) y lo removemos hasta que quede todo bien mezclado.
      En otro bol hacemos lo mismo con los ingredientes líquidos (huevos, nata y vainilla). Añadimos en este bol el contenido del cazo de la cerveza y la mantequilla. removemos bien hasta integrar todo y después añadimos los ingredientes secos, removiéndolos con unas varillas. Engrasamos un molde y vertemos la masa. Horneamos en horno precalentado a 180 grados unos 50 minutos. 

 
        
      Dejamos enfriar y desmoldamos. Cuando el bizcocho esté completamente frío preparamos el frosting de queso. Para ello montamos la nata y reservamos. Después batimos con el batidor plano del robot de cocina el queso y el azúcar glass. Una vez mezclado añadimos poco a poco la nata, evitando que esta se baje. Cuando tengamos el frosting lo pondremos sobre la tarta simulando la espuma de cerveza.


      Mirad qué corte tiene la tarta, se me hace la boca agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada