jueves, 15 de agosto de 2013

Cogollos con ajitos



     Os propongo una receta muuuy fácil, tanto que no sabía si ponerla o no; pero, como hay algunas regiones en las que no es tan típico tomar los cogollos así, me he decidido a ponerla. 
   En Córdoba es muy frecuente tomar los cogollitos de esta manera y para un aperitivo o una cena será siempre bien recibido este plato. Es todo tan simple, que lo importante es seleccionar unos cogollos dulces y prietos, buen aceite de oliva virgen y poco más.


     Ingredientes: Varios cogollos (depende del número de comensales), aceite de oliva virgen, una cabeza de ajos, chorrito de vinagre y sal.

        Cortamos los cogollos por la mitad a lo largo, como se ve en la foto, los lavamos bien y dejamos escurrir de forma que tengan poca agua y estén sequitos y crujientes. Picamos los dientes de ajo lo más pequeño posible y ponemos a calentar el aceite en el que vamos a freir los ajos. Mientras, colocamos nuestros cogollos ya secos en la fuente de servir y les ponemos la sal y el vinagre. Cuando el aceite esté templado le ponemos los ajos; hay que gastar cuidado en este paso, pues se nos pueden quemar en cuestión de segundos y nos arruinaría el plato. Cuando empiecen a dorarse un poco los quitamos del fuego y vertemos el aceite y los ajos sobre los cogollos, intentando repartir por igual en todos. 
   
 
      Esto es todo. Espero haberos dado una idea para una cena veraniega. Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada