miércoles, 19 de agosto de 2015

Pasta con calabacín y gambas




        Es ya más de un mes el que llevo sin subir ninguna receta. Bien que lo siento. No ha sido por haberme ido a un lugar tan lejano que no había ni internet sino un cúmulo de cosas, entre ellas, y la peor, haber andado de hospitales y médicos sin parar. No he sido yo la enferma pero sí alguien a quien quiero tanto como para haber estado todo el verano dedicada a él y quedarme sin vacaciones. La receta de hoy es muy adecuada al verano. Un plato caliente pero no pesado; la pasta es para cualquier momento del año, pero en verano te saca de muchos apuros.

     


     Ingredientes: 500 g de pasta del tipo que más nos guste, 350 g de calabacines, 200 g de gambas peladas, 2 puerros, 75 ml de nata líquida, 4 cuchradas de vino blanco, 30 g de mantequilla, un poquito de eneldo, sal, pimienta y aceite de oliva.

     En una cacerola ponemos la mantequilla a derretir con una cucharada de aceite de oliva. Ponemos los puerros cortados en rodajas finas. Cuando empiece a estar transparente, agregamos los calabacines cortados en rodajas. Ponemos sal y pimienta y los dejamos unos 7 minutos. A continuación ponemos el vino y lo dejamos otros 5 minutos. Ponemos ahora la nata y las gambas y dejamos hervir para que reduzca la salsa. Entretanto ponemos en una cacerola el agua con sal y aceite a hervir para hacer la pasta, según las instrucciones del paquete. Una vez hecha la pasta la ponemos a escurrir y la pasamos a la fuente. Vertemos sobre ella la salsa a la que a última hora le habreos espolvoreado el eneldo. 


       A la hora de emplatar se puede poner queso parmesano. Buen Provecho!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada