sábado, 6 de junio de 2015

Tocino de cielo



             Entre los grandes tesoros de la pastelería andaluza está este plato. Hay conventos que tienen sus recetas secretas y, dicho sea de paso, insuperables. He ido haciendo este postre durante mucho tiempo y creo que, de todas las pruebas, esta es la que más me ha gustado. Es muy fácil de hacer, mucho más de lo que pueda parecer. Y la textura y sabor, si os gusta el sabor a huevo, es lo que hace de este postre un auténtico manjar.


   Ingredientes: 600 g de azúcar, 1/2 litro de agua, 5 huevos enteros, 10 yemas.

     Se pone al fuego el azúcar con el agua para hacer el almíbar, tiene que quedar en punto de hebra semifuerte, unos 20/30 minutos a fuego medio. Se aparta y se deja enfriar. Batimos los huevos y las yemas y le añadimos poco a poco el almíbar templado sin dejar de batir. 
    En el molde que vayamos a hacer el tocino hacemos un caramelo: 2 cucharadas soperas de azúcar y media cucharilla de agua. Lo ponemos en el fuego hasta que veamos que se hace líquido y coge color de carmelo. Cuidado porque se nos puede quemar.
    Cuando el molde caramelizado se haya enfriado, vertemos la crema de huevos y almíbar colándola con un colador.  Precalentamos el horno a 160/170 grados. Ponemos el molde sobre una bandeja de horno al baño maría. Cubrimos el molde con un trapo o una gasa grande, para que recoja la condensación y no nos caiga agua sobre el tocino de cielo, y añadimos papel de aluminio por encima del trapo, remetiendo los bordes para que se sujete. Cocemos durante unos 35/ 40 minutos. Comprobamos que está metiendo la punta de un cuchillo. Debe parecer blandito aunque sin estar cremoso poruq al enfriarse termina de cuajar. Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo pasamos al frigo, mejor de un día para otro. Desmoldamos y servimos, Se puede acopañar de nata montada si se quiere.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada