lunes, 9 de marzo de 2015

Alcachofas de Tudela con almejas



       Cuando se va por tierras navarras y en estas fechas, es imposible resistirse a no mirar las fruterías con esas alcachofas únicas. Y yo no sólo no me resistí a mirar sino que no me pude resistir a comprar. Así que me crucé España cargadita de varias docenas de alcachofas, con tallo incluído, además de pochas, tomates rosas de Barbastro, vamos, que si viviera allí seguro que me hacía vegetariana.
    Ya hay en el blog una receta de esta equisita verdura con crema de puerros, pero esta vez me apetecía añadirle algo de pescado; así que ahí va una de alcachofas con chirlas del sur.  Hay que aprovechar lo bueno de cada zona.


     Ingredientes: 2 docenas de alcachofas, 1/2 kg de chirlas, 1 limón, 3 dientes de ajo, un chorro de vino de Montilla, 1 cucharada de harina, aceite de oliva y sal.

       Limpiamos las alcachofas quitándoles las hojas duras y pelando parte del tallo. La pasamos a un recipiente de agua con el limón troceado y un poco del zumo del limón disuelto en el agua; de esta forma conseguiremos que no se nos oxiden. Las escurrimos y las ponemos a hervir en agua con sal y un par de torzos de limón, hasta que estén tiernas. Mientras ponemos el aceite a calentar en una srtén y le añadimos los ajos troceados y las almejas que habremos tenido en agua con sal para que suelten la arenilla que puedan tener. Después de unas vueltas le incorporamos el vino y la cuacharada de harina, disolviéndola perfectamente para evitar que tengan grumos. Seguimos dando vueltas hasta que se abran las almejas por completo. Yo tuve que añadir un poquito del caldo de hervir las alcachofas porque me quedaban demasiado espesas las almejas. Escurrimos las alcachofas y las añadimos a las almejas con mucho cuidado de que no se nos deshagan. Plato listo para servir y disfrutar. A mi me encantan!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada