domingo, 7 de diciembre de 2014

Magret de pato en salsa de frutos rojos




     Una receta que bien puede servir como plato principal para cualquiera de las comidas de las próximas fiestas. El magret de pato es una carne que necesita poco, ya en sí misma es muy sabrosa y jugosa. Basta casi una pieza de buena calidad y un buen punto de coccion y lo demás, es para dar un aire más festivo a esta deliciosa carne, muy dulce y jugosa.
    He escogido la salsa de frutos rojos porque es una de mis preferidas, para los platos de carne asada y, además, muy vistosa en el plato. El toque de sirope de arce y el punto del vinagre de módena de la salsa es un maravilla. 



     Ingredientes: Magret de pato, 1 cebolla, 1 diente de ajo, harina, 1 cucharada de Bovril, 3 cucharadas de sirope de arce, 1 chorrito de vinagre balsámico, sal, pimienta y sal Maldon.

     Salpimentamos el magret, hacemos unos cortes en forma de rombos sobre la parte grasa de la pieza, salpimentamos y lo ponemos a dorar en una sartén a fuego fuerte. En primer lugar por la parte de la grasa y cuando esté bien dorada le damos la vuelta y doramos 1 minuto más. Apartamos y reservamos en una fuente de horno.

     Quitamos un poco de la grasa que haya soltado el magret en la sartén y en esa misma grasa que hayamos dejado pochamos en primer lugar el ajo picado, después la cebolla también muy picadita y añadimos una cucharada de harina. A continuación ponemos los frutos rojos, el sirope de arce, la cuchardita de Bovril y un poco de agua. Lo ponemos todo a fuego medio-bajo a que vaya reduciendo. Por último le ponemos el vinagre balsámico y pasados un minuto apartamos la salsa.



      Precalentamos el horno a 200 grados y ponemos el magret que tenámos reservado con la grasa hacia arriba unos 8/10 minutos, depende del tamaño de la pieza. Se trata de que quede dorado por fuera y jugoso por dentro. A continuación sacamos del horno y cortamos en medallones no muy gruesos. Servimos acompañado de la salsa caliente y con unas escamas de sal Maldon por encima.
       Lo dicho, un buen plato de fiesta. 

1 comentario:

  1. Vaya pinta que tiene este magret me encanta se ve delicioso!!
    Un beso

    ResponderEliminar