domingo, 9 de diciembre de 2012

Salmón en salsa de naranja


     Otra receta que creo que puede venir muy bien para la cena de Nochebuena. Se puede tener medio hecha con antelación y a última hora ponerla al horno y, además, tampoco tiene mucha dificultad en su elaboración. 
    Otra ventaja, el resultado, simplemente espectacular. Aquí le gusta hasta al peque de la casa, que no es muy de pescado. El sabor de fondo de naranja es un maridaje perfecto con el salmón, lo hace más ligero.


     Ingredientes: No voy a poner cantidades exactas, depende del número de comensales y del peso del salmón.
   - Un salmón entero. Hay que decirle al pescadero que le quite cabeza, raspa central y escamas. Es para rellenarlo y, por tanto tiene que quedar abierto y sin espinas. Si podéis que os quite todas las espinas, os ahorrará bastante tiempo; si no, hay que coger unas pinzas e ir quitando todas las espinas para que a la hora de comer sea un bocado todavía más agradable.
   - Una cebolla.
   - 250 gr. de espinacas congeladas y troceadas.
   - 250 gr. de gambas (yo las puse peladas congeladas).
   - 2 naranjas.
   - 250 gr. de nata para cocinar.
   - Sal y pimienta.
   - Una pastilla de caldo de pescado.

     Elaboración: Quitamos las espinas al salmón, si no nos lo han hecho en la pescadería y le ponemos por dentro y fuera un poco de sal. Reservamos.
     A continuación ponemos media cebolla a pochar cortada en trozos pequeños; cuando esté tierna le añadimos las gambas y cuando las gambas hayan perdido el color a crudo ponemos las espinacas descongeladas y escurridas. Cuando todo esté bien hecho, se lo ponemos  al salmón por dentro. Es el relleno que va  a llevar. El salmón debe estar abierto a modo de libro, el relleno se pone sólo por una mitad a todo lo largo, de manera que la otra mitad la podamos doblar, igual que cuando cerramos un libro y así quedará en el corte con una capa de salmón, otra de relleno y otra de espinacas y también evitaremos que se nos desborde el relleno por exceso de cantidad.    

    
    A continuación, hacemos unos cortes sobre la superficie del salmón e introducimos en ellos media rodaja de naranja. Entre un  corte y otro debe haber unos 4 dedos, aunque eso al gusto, es para adornar y también para dar más sabor a naranja.
     Ponemos en el vaso de la batidora la nata, el zumo de la naranja y una pastilla de caldo de pescado. Se bate todo. Ponemos el salmón en una fuente de horno, ponemos por encima, y en la fuente, rodajas de la media cebolla que nos queda y cubrimos todo con la mezcla de la batidora. Salpimentamos.
     Ponemos al horno precalentado a 180 grados durante 40 minutos. Esto depende del tamaño del salmón.

 
     Miestras se hace el salmón preparamos la guarnición. Tampoco pongo las cantidades exactas de ingredientes; cada cual que calcule según el número de comensales. En cualquier caso, si sobra guarnición, es perfecta para el día siguiente aprovecharla poniéndole un poquito de ajo bien picado y frito.
    Yo he puesto zanahorias baby, coles de bruselas, judías verdes y champiñones fileteados. Es cuestión de gustos; la verdura que más nos guste, pues esa es la guarnicion ideal de cada casa.
    En mi caso puse la verdura al vapor en el varoma de la Thermomix, pero se puede hacer igual hirviendo la verdura en agua con sal.
     Una vez tengamos el salmón horneado sólo nos queda servir una ración por comensal y acompañarla de nuestra verdura al vapor que sólo la aderecé con sal maldon y un buen chorro de aceite de oliva de buena calidad. El salmón es un pescado que llena bastante y la guarnición, mientras más ligerita, más lo agradece.  

 
   Espero que os guste. Feliz segundo domingo de Adviento!!!

4 comentarios:

  1. Increiblemente apetecible, qué buena pinta!!! Tomo nota, me viene estupendamente la receta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Doy fe de que está realmente bueno. Llevo años haciéndolo y siempre me piden que lo haga de nuevo. Besos

      Eliminar
  2. Hola cariño. Te mereces un buen comentario. El salmón estaba delicioso. Se ve que le pusiste mucho cariño. Muchas gracias por alimentarnos tan bien. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta haceros felices. Besos, besos, besos

      Eliminar